Wednesday, August 10

¡Que no se te escape!: Cómo detectar una pérdida de agua en casa

Seguramente alguna vez escuchaste que “una gota de agua tras otra pueden erosionar una piedra”. Esto no es sólo una metáfora, sino que está científicamente comprobado. Ahora imaginate que esa gotera la sufren tus muros, cimientos o bachas. Esto sumado a la cantidad de litros que se pueden perder en una pérdida constante.

Aguas Cordobesas te enseña algunos trucos para detectar las fugas y así evitar las manchas de humedad, el levantamiento del revoque, el debilitamiento de la estructura del hogar, facturas elevadas del servicio y, principalmente, el derroche de este recurso vital para la vida y escaso en el planeta.

¡Alerta, alerta!

Si notás un incremento en el consumo o detectaste alguna señal visible de que hay una pérdida de agua, te contamos siete pasos para descubrir dónde está el inconveniente.

1. Revisar los grifos: hay que asegurarse de que todos puedan cerrarse por completo y que no haya goteo visible. Una técnica es colocar la punta de un destornillador en la parte metálica de la canilla y comprobar si se escucha un ruido. En caso de que ocurra, donde suene más fuerte, la fuga estará más cerca.

2. Controlar las válvulas y llaves: deben revisarse tanto la que se encuentra en el tanque o el ingreso del agua a la vivienda, como las que forman parte del sistema hidráulico del hogar.

3. Inspeccionar los sanitarios: hay que destapar la mochila o la carga del inodoro y ver si hay movimiento mientras está llena. ¡Un tip! Colocá papel, algodón o una tela seca en los puntos de salida de líquido, para asegurarte de que no haya pérdidas.

4. Revisar la válvula de alivio de presión en el termotanque o calefón: la fuerza suele jugar una mala pasada en estos aparatos y generar goteo constante.

5. Controlar los sistemas de riego y grifos externos: durante los meses de invierno solemos abandonar el patio y el jardín. Antes de hacerlo y cada tanto, hay que ver que las mangueras, artefactos y canillas estén en buenas condiciones y no haya charcos.

6. Verificar la línea que va del medidor a la casa: otra técnica es cerrar la llave de paso y acudir al contador del agua para examinar si sigue corriendo. Si esto ocurre, hay alguna pérdida en ese tramo.

7. Pedir ayuda a un profesional: si ninguno de los trucos anteriores funcionó, mejor llamar a un profesional que pueda utilizar su conocimiento y equipos para detectar el problema y eliminar el inconveniente.

Hay que revisar que las mangueras, artefactos y canillas exteriores estén en buenas condiciones y no haya charcos. Foto: Freepik / Aguas Cordobesas.

¿Sabías que un inodoro en mal estado puede perder hasta cinco mil litros de agua potable al mes? ¿O que tener un grifo goteando durante 24 horas implica desperdiciar más de 30 litros diarios, lo que equivale a más de la mitad de lo que necesita una persona para cubrir sus necesidades básicas? Es por esto que se vuelve fundamental revisar periódicamente que todas las instalaciones estén en condiciones y evitar el derroche de este recurso tan importante.

Aprendé otras formas de cuidar el agua y mantenete informado sobre el servicio, siguiendo las redes sociales de Aguas Cordobesas: Facebook Instagram Twitter



Reference-www.lavoz.com.ar

Leave a Reply

Your email address will not be published.